Nadal se dispara hasta su décima final de la temporada

Levanta tres pelotas de primer set ante un Cilic que le llevó al límite

Encadena 16 victorias en superficie dura y aspira mañana al séptimo título del año

Buscará desempatar con Djokovic en el tope de Masters 1.00

Rafael Nadal salió a la pista del Qi Zhong de Shangái al ritmo de Ricky Martin y se fue con una victoria más en su currículo de 2017, la que hacía 65 en total y la decimosexta seguida en superficie dura. La semifinal retrasó su inicio porque Roger Federer estuvo peloteando con su entrenador Severin Luthin para preparar su partido con Juan Martín del Potro, que jugará con un vendaje por el percance en la muñeca del viernes cuando apoyó todo su cuerpo sobre la mano izquierda.

Marin Cilic, derrotado por 7-5 y 7-6(3), sabía que sus opciones pasaban por un alto efectividad con el servicio. Llegó al 40-0 en el primero juego pero ya tuvo el aliento de Rafa en el cogote porque el balear restaba como si nada tiros a 205 kilómetros por hora. Hasta tres pelotas de ‘break’ tuvo que salvar el tenista croata.

Los 1,98 metros del gigante le ayudaron a empezar arriba en el marcador, conectando tres servicios directos. Su puesta en escena de la pelota compensaba sus continuados errores con la derecha. Nadal, a lo suyo, estaba atrincherado esperando su momento.

Cualquier cosa parecida a un intercambio de golpes terminaba con punto para el español. Lo que pasa es que Cilic seguía salvando bolas de rotura. Hasta seis en apenas dos juegos al saque. El tanteo era 1-2 para Marin y el reloj se disparaba a los 24 minutos. Los aficionados chinos habían venido a presenciar una batalla y es lo que estaban viendo.

Rafa no había cedido el servicio en todo el torneo y eso le daba cierta seguridad. Cilic se fabricaría tres opciones de ‘break’, que también lo eran de set, con 4-5. Una derecha a la red y un ‘ace’ atajaron las dos primeras. La tercera fue con un resto fuera después de que el balear cometiera una doble falta a 146 kilómetros por hora.

El croata estaba consiguiendo que su adversario tuviera que correr de un lado al otro, dejando atrás los duelos cómodos en las primeras rondas con Jared Donaldson y Fabio Fognini.

 

 

Si perdonas al mejor tenista del planeta lo pagas y Cilic no fue una excepción. En el undécimo juego llegó la rotura del primer favorito del cuadro que le daría la manga inicial. Marin lo había hecho casi todo bien y estaba por detrás en el marcador.

En el segundo set, dos errores no forzados en la volea del cuarto cabeza de serie del torneo le condenaron a ir con 3-1 abajo. Lo que pasa es que Rafa se complicó en el sexto juego, que lo tenía encauzado con 30-0, y su rival volvió a firmar las tablas.

La rabia por la mini remontada del croata la pagó la rodilla del balear, en la que impactaron dos fuertes raquetazos. Cilic se sentía aliviado. Volvería a perder el saque en el noveno juego pero lo recuperaría en el décimo con un Nadal al límite, que había perdido mucha pista y su primera pelota de final.

El desenlace llegó en la muerte súbita. Una más que cayó del lado del español. Rafa aguantó de pie cada una de las envestidas que venían con veneno desde el otro lado de la red.

La final soñada

El posterior triunfo de Federer ante Del Potro permitió que el torneo vaya a contar con la final soñada. Será el trigésimo octavo enfrentamiento entre los dos colosos de la raqueta, el tercero en Shangái, pero el primero desde que tiene la denominación de Masters 1.000 porque anteriormente fue la sede de la Copa Masters de los ocho mejores. Editor, catrachosports.com

Greg Moraga: Asociado AIPS No. NCA00692

latigomoraga17@hotmail.com

Sígueme en Twitter como:@GregMoraga

Diseño Web: Javier Bustillo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*