Los 10 mejores lanzadores abridores de Buster Olney: Los ases no se han extinguido

La Serie Mundial del 2017 tuvo la gracia de ver a un zurdo que se ubica entre los mejores lanzadores de todos los tiempos, un derecho que probablemente sea exaltado al Salón de la Fama y otro zurdo que recientemente ganó un premio Cy Young. Pero a pesar de esas hojas de vida y los pasados éxitos de otros, los lanzadores abridores trabajaron apenas en 65⅔ entradas en los siete partidos.

Los 10 mejores de Buster Olney 

Listado de los rankings de los 10 mejores de Buster Olney para el 2018:

» Lanzadores abridores » » Relevistas » » Receptores » Inicialistas » Intermedistas » Antesalistas » Torpederos » Jardineros izquierdos » Jardineros centrales » Jardineros derechos » Mejores equipos » Mejores unidades 

Ese es un promedio de menos de cinco entradas por apertura. Ningún abridor hizo un lanzamiento más allá de la séptima entrada.

Ahí es donde nos encontramos ahora, con las estadísticas analíticas metidas tan de lleno en la toma de decisiones de los managers que se advierte fuertemente que los lanzadores se midan a una alineación por tercera vez en un juego. Estadísticamente hablando, la apuesta segura es que el creciente ejército de relevistas siga aumentando su carga de entradas – y como hemos visto en este invierno, recibir más dinero por su trabajo.

Los ases que alguna vez dominaron el arte del pitcheo no están cerca de la extinción, pero hay menos que nunca antes, lo que agrega aún más valor a los que confían para medirse a la alineación enemiga por tercera o cuarta vez.

Dentro de ese contexto, comenzamos nuestra serie de los 10 mejores con esto: los 10 mejores lanzadores abridores en el béisbol de Grandes Ligas, basado en la información de los evaluadores e investigadores de ESPN Paul Hembekides y Sarah Langs. 

  1. Max Scherzer, Nacionales de Washington

Al ganar su segundo premio Cy Young consecutivo en el 2017 y su tercero en general, Scherzer probablemente se ha asegurado su elección algún día al Salón de la Fama, al haber marcado la característica en el dominio de su posición. Las victorias y las derrotas no reciben peso en el análisis estadístico – y no hay lanzador que ame más los números que Max Scherzer – pero en los pasados cinco años, tiene marca de 89-33 con efectividad de 2.87, y ha trabajado en 1,092⅓ entradas.

De Sarah Langs de ESPN Datos: Los rivales le batearon .178 a Max Scherzer la pasada temporada, la menor marca para un lanzador en la Liga Nacional en la era de la pelota viva (desde 1920). Lideró a todos los lanzadores de la LN en ponches, WHIP y WAR. 

  1. Corey Kluber, Indios de Cleveland

Kluber no ha hablado de lo que le aquejó durante la derrota de los Indios ante los Yankees en la serie divisional, y el jugador más prominentemente estoico en todo el béisbol probablemente nunca lo haga. Pero él no fue el mismo, ya que su velocidad y comando se vieron disminuidos. Dominó a los bateadores hasta llegar a la postemporada. De Langs: Kluber fue a la lista de lesionados por una lesión de espalda en mayo, y cuando volvió en junio, fue el mejor lanzador en el béisbol en el resto del camino. Desde el 1 de junio, lideró a todos los abridores en MLB en victorias (15), ERA (1.62), WHIP (0.76) y tasa de K/BB (9.7). 

Con ese dominio por cuatro meses, Kluber pudo superar a Chris Sale por el premio Cy Young de la LA, y se podría alegar que Kluber debería ser el No. 1 en esta lista. Pocos lanzadores pueden hacer que una pelota se mueva de la forma en que lo hace Kluber does. Su movimiento tardío lateral y su forma camuflajeada de lanzar hace difícil que los bateadores puedan discerner la trayectoria y velocidad de sus lanzamientos. Kluber lideró a todos los abridores en tasa de abanicadas y falladas la pasada temporada con 15.6 por ciento. 

  1. Chris Sale, Medias Rojas de Boston

Los Medias Rojas ya han tenido conversaciones sobre como alterar el ritmo de su trabajo tras su experiencia en el 2017. Sale fue el mejor lanzador en el béisbol durante gran parte del año, al ponchar 178 bateadores en 127⅔ entradas antes del Juego de Estrellas, abrumando a los bateadores con su combinación de su recta en las medianas 90 mph y su slider engañoso. Pero a medida que se fueron acumulando esas entradas y lanzamientos, el slider de Sale fue perdiendo efectividad en la recta final, y sus resultados cambiaron sustantivamente: Tras permitir apenas 15 jonrones en los primeros cinco meses de la temporada, permitió nueve en el último mes. Ese tipo de agotamiento en la parte final del año le ha ocurrido antes de Sale, así que esperemos que los Medias Rojas le limiten su carga de trabajo en la primera mitad, quizás eliminar una o dos salidas, de la manera que los Dodgers y los Cachorros han hecho con sus abridores en años recientes.

Pero independientemente de como resultó la votación del Cy Young, Sale probablemente ganaría una encuesta entre bateadores rivales sobre cual es el lanzador más difícil de enfrentar, porque no hay nadie como él, con su ángulo de lanzamiento y los codos y las rodillas y la velocidad que parece emplear hacia el plato. 

  1. Clayton Kershaw, Dodgers de Los Angeles

Cuando Kershaw lanza, como dijo un evaluador, sigue siendo tan bueno como cualquiera. “Pero no se pueden obviar las preocupaciones sobre su físico, ¿correcto?”, preguntó en forma retórica. “Van dos temporada seguidas en las que ha perdido mucho tiempo de juego por lesiones”. 

Lanzó 175 entradas en 27 aperturas en 2017, tras trabajar 149 entradas en 21 aperturas en 2016. Kershaw, quien cumplirá 30 años en marzo, no ha detallado sus condiciones exactas a los reporteros, pero existe la impresión entre escuchas y evaluadores que su problema de espalda/cadera – sea lo que sea – sea algo regresivo, especialmente para un lanzador tan grande como Kershaw; para alguien que se lanza hacia los bateadores luego de hacer una pausa en el tope de su envío, pitcheo tras pitcheo; y para alguien que entrena tan duro como lo hace Kershaw. Existe incertidumbre sobre cuánto tiempo él va a lanzar, una pregunta que podría responderse al final de la siguiente temporada, cuando tendrá la oportunidad de salirse de su actual contrato. 

Sin embargo, por ahora, sigue dominante. La temporada pasada, lideró la LN en ERA por quinta vez en 10 años de carrera. Lideró en ERA+ Ajustada por cuarta vez. Es el líder de todos los tiempos entre abridores en esa categoría, y ni siquiera está cerca. 

  1. Justin Verlander, Astros de Houston

Piensen en esto: Justin Verlander pasó por el sistema de waivers sin ser reclamado en agosto pasado. Si los Cachorros, Dodgers, Yankees, Medias Rojas y otros equipos de mercado grande pudieran retroceder en el tiempo, es difícil imaginarse que Verlander sea pasado por ago de nuevo. En cinco aperturas en septiembre con los Astros tuvo efectividad de 1.06, entonces tuvo ERA de 2.21 en 36⅔ entradas en postemporada. En el verano pasado, la cantidad de dinero que se le debía a Verlander asustó a algunos equipos, dados sus problemas intermitentes en la primera mitad. Pero ahora, un acuerdo de dos años y $56 millones – el compromiso de los Astros con él para el 2018 y 2019 – luce bastante bueno. 

Cumplirá 35 años en febrero, pero la velocidad promedio de su recta de 95.2 mph en 2017 fue la más alta desde 2010. Verlander es devoto del acondicionamiento físico y tiene la idea de seguir siendo un lanzador de poder durante los siguientes años – y ha hecho algunos ajustes en entrenamiento y preparación previa a sus salidas a lo largo del camino – así que con 188 victorias en su carrera, es posible que alcance las 200 en el próximo verano, en su camino hacia Cooperstown.

De Langs: Verlander tuvo la recta más valiosa en las mayores en 2017, de acuerdo con FanGraphs, con un valor de 32.9 carreras salvadas. 

  1. Madison Bumgarner, Gigantes de San Francisco

Hubo algunas preocupaciones dentro de la organización de los Gigantes sobre el hombro de Bumgarner tras su accidente en motocicleta en la primavera pasada, pero Bumgarner volvió antes de lo previsto, y lanzó tan efectivo como siempre, al otorgar apenas 16 boletos en 84 entradas tras el receso del Juego de Estrellas. Tiene 28 años, y con otra fuerte temporada en el 2018, probablemente los Gigantes van a comenzar las negociaciones para su siguiente contrato. San Francisco tiene una opción de $12 millones sobre el zurdo para el 2019. 

  1. Stephen Strasburg, Nacionales de Washington

Dijo un cazatalentos: “Si tu ranking es sobre repertorio puro, él sería el No. 1”. Clayton Kershaw tiene una gran recta, slider y curva, y de igual forma, hay otros lanzadores que han dominado dos o tres lanzamientos. Pero Strasburg tiene cuatro pitcheos dominantes – su recta, slider, curva, y cambio, todos pitcheos para hacer abanicar y fallar al rival, y todos poderosos. Las preguntas sobre Strasburg siempre son sobre su salud y durabilidad, y el año pasado, acumuló 175⅓ entradas en 28 aperturas. Su baja tasa de jonrones revela la dificultad de sus rivales en tratar de hacerle contacto agresivo. 

De Langs: Strasburg lideró a todos los lanzadores calificados en jonrones por cada nueve entradas (0.7) y se ubicó primero en la LN en pitcheo independiente del fildeo (2.72). 

  1. Luis Severino, Yankees de Nueva York

OK, tiene que aprender algunas cosas sobre lanzar en la postemporada, sobre controlar la adrenalina en octubre. Pero durante el verano, fue especial, acumulando 230 ponches en 193⅓ entradas y limitando a los rivales a un porcentaje de embasamiento de .266. Con Noah Syndergaard fuera la mayor parte del año, Severino se convirtió en el abridor que lanzó más duro en todo el béisbol, con una velocidad promedio en su recta de 97.6 mph.  

La mayoría de los lanzadores abridores se han convertido en velocistas, tirando lo más duro que pueden desde la primera entrada y gradualmente perdiendo velocidad, pero Severino podría ser el Verlander de esta generación, con su habilidad de mantener o incluso aumentar su velocidad en las entradas finales. Al igual que los lanzadores de los Rockies, los números de Severino probablemente siempre queden afectados por su tiempo en el Yankee Stadium: el año pasado, tuvo efectividad de 2.24 en aperturas en la carretera con apenas seis jonrones permitidos en 96⅓ entradas, en comparación con 3.71 y 15 cuadrangulares en sus salidas en casa. 

  1. Carlos Carrasco, Indios de Cleveland

El derecho tiene dos lanzamientos rompientes dominantes, su slider y su cambio. Con ellos, solo Corey Kluber y Chris Sale tuvieron mejores tasas de ponches a boletos en la Liga Americana que la que tuvo Carrasco la pasada temporada, en lo que fue su actuación más completa en su carrera – en su noveno año en la organización de Cleveland.  

Recuerden, fue durante la temporada 2009 que los Indios insistieron que los Filis lo incluyeran en su cambio del estelar zurdo Cliff Lee, y no fue hasta que Carrasco tuvo 28 años que lanzó la suficiente cantidad de entradas en una temporada para calificar al título de efectividad de la liga. Pero gracias a su trabajo con el excoach de pitcheo de los Indios Mickey Callaway, Carrasco se ha convertido en uno de los abridores más refinados en el béisbol.

De Langs: Su cambio fue el segundo cambio más valioso en el 2017 detrás de Jason Vargas, de acuerdo con FanGraphs – generó 18.1 carreras salvadas con el pitcheo. 

  1. Jacob deGrom, Mets de Nueva York

Pese a la infinidad de lesiones en los Mets la pasada temporada, deGrom fue consistente, usualmente lanzando hasta la séptima u octava entrada. Tuvo dos salidas realmente feas, ante los Cerveceros y los Rangers en el primer tercio de temporada, pero luego deGrom estuvo imbateable, al permitir tres carreras limpias o menos en 16 de sus últimas 20 salidas. Tengan en mente que todo esto ocurrió pese al mal trabajo de los Mets con el guante – los Mets llegaron en último puesto en carreras salvadas por la defensiva. Con un poco de más ayuda y un equipo más competitivo, deGrom podría subir en estos rankings. 

Lo mejor del resto 

Kyle Hendricks, Cachorros de Chicago. Paul Hembekides de ESPN Datos dio argumentos sólidos para que fuese incluido entre los 10 mejores. “Ha sido uno de los mejores en prevención de carreras y ha lanzado bien en situaciones importantes en las últimas dos temporadas, y pese a su relativamente baja tasa de ponches, las métricas de Statcast lo ubican como uno de los 10 mejores lanzadores por su habilidad para evitar contactos”. 

Zack Greinke, Diamondbacks de Arizona. Superará las 2,500 entradas en su carrera en el 2018, con su comando igual de bueno que siempre – otorgó 45 boletos y 215 ponches en 202⅓ entradas la pasada temporada. 

Noah Syndergaard, Mets de Nueva York. Las lesiones lo limitaron a apenas siete salidas la pasada temporada. Si logra trabajar una temporada completa nuevamente, volverá a estar en esta lista, dado lo dominante de su repertorio. 

Dallas Keuchel, Astros de Houston. El zurdo está lidiando con un problema en su pie en esta temporada baja, luego que aparentemente trabajara con esa dolencia en la parte final de la temporada 2017. Cuando está bien físicamente, tiene calibre de Cy Young, y tiene mucho que demostrar en el 2018, ya que podría irse a la agencia libre luego de la temporada. 

Robbie Ray, Diamondbacks de Arizona. Alteró el ritmo de sus envíos a mediados de temporada, y ese cambio pareció mejorar la efectividad de su recta y lo impulsó a la parte superior del grupo de lanzadores abridores. Editor, catrachosports.com

Greg Moraga: Asociado AIPS No. NCA00692

latigomoraga17@hotmail.com

Sígueme en Twitter como:@GregMoraga

Diseño Web: Javier Bustillo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*