Liga Central de Softbol agoniza; una fusión con LDSFM, podría ser una tabla de salvación?

***** Uno de los errores que por enésima vez sugiero a la gente administrativa del softbol es que se ha olvidado del registro de todos y cada uno de sus jugadores, o sea, una entidad sin memoria, sin historia y ni mucho menos sin un banco de datos; el “corazón del softbol” y de otras disciplinas deportivas. Quien me podría decir en estos momentos cuantos juegos ganó o perdió Enrique “Quique” Ponce durante sus fructífera carrera?   

“El ingeniero, Mario Guillermo Berlioz Ugarte, literalmente fue el padrino de la legislación deportivo del softbol nacional, junto con hombres que en verdad “amaban la disciplina” deportiva, porque en aquel entonces surgieron grandes talentos como Rodolfo S. Andino, Julio César Raudales Lanza, Walter López Reyes, Salvador Lamas Besos, Ronaldo Aguilar, Rommel Hernández, Antonio Flores, José Enrique Bonilla; pero que sucedió?

Se preguntó, Enrique “Quique” Ponce, al tiempo que sostenía que una  “argolla” de la Liga Departamental de Softbol Francisco Morazán “donde reinó la anarquía” lanzaba por la borda los conocimientos del ingeniero Mario Berlioz y eso dio pie a la creación de la liga Central de Softbol, puntualizó, el mejor lanzador del softbol nacional, oriundo de San Marcos de Colon, quien pese a la distancia con relación a Tegucigalpa, con ojo visor y oído de tigre astuto se mantiene al tanto del deporte de sus amores, el softbol

Danilo Salgado, otro hombre “matrimoniado” con la pelota suave desde hace muchos lustros, analítico por excelencia y ponderado en sus juicios consideró que “en la Liga Francisco Morazán se ha hablado muy poco sobre esto – ligar las dos Ligas – y en mi opinión una fusión vendría a fortalecer la Liga Francisco Morazán, pero los equipos quedaríamos como antes; con tres súper equipos que “invierten” para quedar campeones, pero otros clubes “modestos” se mantendrían solo para aguantar “mesetas” o “petateadas”, el caso de Tiburones; hacen peleas, pero hasta ahí no mas llegan, y si se celebraran juegos interligas, lo mismo sucedería, los que “invierten” ocuparían los puestos de privilegio y llegarían a los tornos oficiales de campeonatos nacionales sin la debida competencia de equipos locales”, razonó con buen juicio desde nuestra óptica, Danilo Salgado.

“El caso de la fusión de las dos ligas es un “tema delicado” y habría que conversar largamente sobre ello, aunque he escuchado que equipos de la Liga Central están “inconforme” a como se manejan las cosas ahí, porque suspenden un juego porque determinado pitcher no les llegó, un campo no está disponible o un fin de semana se van a celebrar juegos de slow pitck”, explicó Danilo Salgado, quien junto con sus hijos aman la disciplina desde el instante que abrieron sus ojos al venir al mundo, figurado.

COMENTARIO U OBSERVACIONES

Sinceramente, a esto de la fusión, no le encuentro aristas o fisuras por donde emitir un criterio razonable y satisfactorio para que el softbol en Tegucigalpa recobre la grandeza del pasado cercano o lejano; no por los jugadores en si, si no porque vislumbro que ambos organismos en materia administrativa son “irreconciliables” y no en el juego en si?.

Si se llegase a producir el milagro de una fusión, salta velozmente una figura, quien o quienes administrarían la entidad deportiva, donde, en al rengo proporcional de equipos, la diferencia es abismal.

La Liga Departamental de Softbol Francisco Morazán (LDSFM) cuanta con nueve (9) equipos, y la Liga Central de Softbol con cuatro (4), con la penosa y triste noticia de que Astros, después de más de 35 años de bregar en el softbol local y nacional languidece, o sea, que está a punto de que recemos una plegaria a su glorioso historial, porque fallecido sus máximo caudillo, abogado, Gilberto Ochoa Vásquez (QDDG) ere noticia de una muerte anunciada. Debemos de ser realistas, su sucesor, ni en proyecto, si o no?

Si el milagro de la fusión se llegara a realizar, la Federación Nacional Nacional de Softbol de Honduras (Fenasobh) si es que existe y es funcional, debería reformar sus estatutos en el sentido de que los equipos no “bonifiquen” jugadores extranjeros, so pena de sanciones drásticas al menos durante unos dos años, pero tras ello, la Fenasobh, debería de hacer un esfuerzo sobre humano, porque sus arcas no son muy boyantes para contratar los servicios de instructores de pitcheo foráneos a manera de experimento prolongado, que, de dar resultado sería la tabla de salvación para un equilibrio en los equipos en cuanto a pitcheo, no solo para uno, si no para aquellos jóvenes prospectos con deseos de defender una camisa local e integrar un seleccionado nacional, máximo orgullo para cualquier lanzador catracho, pero sin dejar al margen a sus Ligas adscritas al máximo organismo.

Consideran ustedes amables lectores que las Liga Departamental de Softbol Francisco Morazán (LDSFM) y La Liga Central de Softbol a instancias o mediación de la Fenasobh sus directivos se sentarían en una reunión para integrar una sola junta directiva? Sería lo ideal, pero la LDSFM, salvo mejores criterios, buscaría los cargos de privilegio, incluso la presidencia por su extensa trayectoria en el softbol nacional, pero si deseamos buscar la desaparición de la Liga Central de Softbol, los cargos cimeros, previa elección, alternarlos. Y a como nos dijo Usama Massou, recordando: “al finado y elegante Pablo Mena Curi (QDDG) hagamos softbol”?   Editor, catrachosports.com

Greg Moraga: Asociado AIPS No. NCA00692

latigomoraga17@hotmail.com

Sígueme en Twitter como:@GregMoraga

Diseño Web: Javier Bustillo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*