El aviso de Renault a McLaren: “Nosotros no somos Honda”

Renault, nuevo motorizador de McLaren a partir de esta temporada, ha mandado un mensaje claro a su nuevo cliente: no tendrán capacidad para influir en las características ni el desarrollo del motor en los dos próximos años. “Queremos ser muy pragmáticos. Claramente, en 2018 e incluso para 2019, es muy tarde para que McLaren tenga alguna influencia en el hardware del motor”, señala Cyril Abiteboul en declaraciones a Autosport.com. 

“Lo primero, y más importante, en Renault desarrollamos una unidad de potencia completa antes de trabajar con McLaren, por lo que no es va a ser como con Honda, donde ellos dependían de McLaren. Todos los parámetros del motor están bajo nuestra responsabilidad”, añade, taxativo, el galo, máximo responsable de la marca del rombo en la F1. 

Lo que dice Abiteboul es que serán un equipo cliente, en idénticas condiciones que Red Bull. Los motores les llegarán de Viry-Chatillon y serán los operarios de Renault los que controlen todos los parámetros y sus exigencias en cada circuito. En Woking deberán adaptar su chasis y su cambio a lo que les venga dado a la hora de evolucionar. 

“Aceptamos que podemos mejorar nuestro producto, que tenemos que mejorarlo y estaremos abierto a sus sugerencias. Creo que es algo más a medio o largo plazo. Primero tenemos que aceptar esta nueva relación. Tendremos que ver cómo evoluciona, pero si funciona bien y es fructífera y positiva no hay razón para que no pueda ir más allá de este ciclo y poder tener una manera de trabajar diferente y más conectada a medio-largo plazo. Pero no es algo que vaya a ocurrir antes de 2020, creo”. Más claro imposible, el MCL33 y los dos siguientes deberán adaptarse a las exigencias que lleguen desde el motorizador sin influencia efectiva. 

Sus palabras contrastan de forma radical con las pronunciadas el 18 de septiembre por Eric Boullier, director deportivo de McLaren, justo después de anunciar el acuerdo tras romper con Honda. “La otra ventaja de trabajar con Renault es que vamos a poder participar en el diseño del motor. En 2019 vamos a ser casi un fabricante, así que es una ventaja en lugar de ser un equipo cliente”, dijo el francés. No parece que vaya a ser así por el momento. 

Pese a ello, las ventajas del cambio serán evidentes y visibles desde el que el coche ruede en pista el 26 de febrero en Montmeló. Ganarán potencia y fiabilidad y podrán instalarse desde el principio a zaga de Mercedes y Ferrari. La ventaja que tienen respecto a Red Bull es la de contar con el mismo suministrador de combustible y lubricante que Renault, que es BP Castrol, algo que no sucede con Red Bull, asistido por Mobil. Y suele haber varias evoluciones asociadas a la gasolina en una temporada completa. Editor, catrachosports.com


Greg Moraga: Asociado AIPS No. NCA00692


latigomoraga17@hotmail.com


Sígueme en Twitter como:@GregMoraga


Diseño Web: Javier Bustillo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*