Dos nadadores rusos ya han recurrido ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo su exclusión de los Juegos

Nadadores*******Vladimir Morozov en los Mundiales de Kazán el año pasado. ALEXANDER NEMENOV

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) se ha instalado en Río de Janeiro. Como es habitual, la mayor instancia de la justicia deportiva abre oficina, dos en este caso, para todos los litigios que puedan producirse en los 15 días de competición olímpica. La novedad es que el TAS ya tiene trabajo sobre la mesa, antes incluso de que se inauguren oficialmente los Juegos Olímpicos el próximo viernes. Es el de los nadadores rusos Vladimir Morozov y Nikita Lobintsev, apartados del equipo olímpico tras el escándalo de dopaje que reveló el Informe McLaren.

Los dos nadadores rusos intentan apurar sus opciones de competir en los Juegos. Ambos reclaman al TAS que declare inválida la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de dejar en manos de las federaciones internacionales qué deportistas rusos pueden competir en Río después de que el Informe McLaren, una investigación independiente para la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), constatara que en Rusia funcionaba un sistema, masivo y amparado por el Estado, para camuflar los positivos de sus mejores deportistas. Fue la Federación de Natación la que decidió que ambos (y otros cinco compañeros de equipo) no cumplían los requisitos en materia de dopaje impuestos por el COI a la delegación rusa: no aparecer en el Informe McLaren, no haber dado nunca positivo en un control antidopaje, someterse a un plan específico de controles fuera de competición…

El recurso al TAS es un anuncio de lo que puede pasar en los próximos días, una avalancha de peticiones de revisión de casos de deportistas rusos. Al margen de los 68 atletas, con la saltadora de pértiga Yelena Isinbayeva al frente, cuyo caso vio el TAS con anterioridad y no podrán participar en Río, la criba de las federaciones ha reducido en aproximadamente un tercio la delegación rusa, por tradición una de las más numerosas de los Juegos. La delegación prevista superaba los 380 deportistas y son ya más de 100 los excluidos.

Al margen de Morozov, el mejor velocista del equipo de natación y bronce con el relevo 4×100 en Londres 2012, y Lobintsev, compañero en aquel relevo, otros siete nadadores han sido vetados por la FINA o retirados antes de ser sometidos a examen por el Comité Olímpico Ruso. Entre ellos está Yuliya Efimova, la mejor nadadora del equipo. Varios medios aseguran que la medallista de bronce de los 200m braza en Londres 2012 también ha recurrido al TAS, aunque el organismo aún no lo ha confirmado.

Los abogados del TAS ya se han instalado en el hotel Windsor Oceanico de Río de Janeiro. Sus dos oficinas estarán abiertas hasta el 21 de agosto, el día que se clausuran los Juegos, y por primera vez serán la primera instancia para los casos de dopaje. Y aunque no se han comprometido a dar la resolución sobre los nadadores rusos en una fecha concreta esta tiene que producirse en los próximos días. La competición olímpica de natación empieza el próximo sábado. Colaboración, Profesor, Venancio Ponce; Editor, Editor, catrachosports.com

Greg Moraga: Asociado AIPS No. NCA00692

latigomoraga17@hotmail.com

Sígueme en Twitter como:@GregMoraga

Diseño Web: Javier Bustillo

Share and Enjoy

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*