Bibiana Steinhaus: “Pronto tendréis árbitras en LaLiga”

Bibiana Steinhaus (Bad Lauterberg, 1979) hizo historia el pasado 10 de septiembre al convertirse en la primera árbitra de la historia en dirigir un partido de la Bundesliga y, por extensión, un encuentro de la primera división de una gran liga europea. La colegiada alemana recibe a MARCA en Frankfurt convencida de que su gran paso sólo es el inicio de la igualdad total en el mundo del fútbol.

¿Siente que ha hecho historia en el fútbol?

Hacer historia es algo tan grande… Es mucha presión decir que he hecho historia. Lo que sí puedo decir es que me siento muy feliz con mi situación. Y que más que hacer historia, lo que más me gusta es poder servir de inspiración a las niñas que quieren ser árbitras. Si quieres, puedes conseguirlo.

¿Su camino hasta la élite ha sido más duro que el de otros colegas?

No diría más duro, diría diferente. Yo no quiero ser el mejor de los hombres, el mejor árbitro. Yo quiero hacer mi propia carrera, sin comparaciones. Que la gente me acepte como soy. Yo no quiero copiar a mis colegas, quiero que la gente me acepte de manera auténtica, como uno más. Quiero ser una más. Creo que si he tenido éxito es por ser como soy. No intento parecerme a nadie. Yo salgo a arbitrar con mi coleta y quiero que la gente me juzgue por mis aciertos y errores, no por nada más.

¿Le ha cambiado mucho la vida desde que arbitra en la Bundesliga?

Si le soy sincero, mi vida no ha cambiado.

¿Nada?

No, quizás sí hay más interés mediático. Por eso estamos sentados aquí, pero yo sigo siendo la misma. Y no hay muchas diferencias en mi día en cuanto a preparación de los partidos, entrenamientos…

Pero no me creo que ahora no tenga más presión…

No sé… Dentro del campo ha cambiado la velocidad del juego, esto sí que ha aumentado [risas]. Y es verdad que la dimensión de la Bundesliga es enorme en estos momentos y hay que tener buenas actuaciones porque si no sí que voy a estar en el foco…

¿Le han llamado de muchas marcas para hacer anuncios?

Sí, la verdad es que sí. Y es un halago. Pero por ahora, prefiero estar al margen, ser más neutral como árbitra, pasar inadvertida…

¿Y por qué se decidió por ser árbitra?

Porque fracasé como jugadora de fútbol, está claro [risas]. Podía haber sido portera o árbitra. Y elegí el arbitraje. Bromas aparte, mi padre es árbitro y sabía perfectamente lo que es este mundo.

¿Con cuántos años empezó a arbitrar?

Empecé con 16 años, que creo que es la edad perfecta. Porque con esta edad empiezas a tomar decisiones en tu vida. Y el arbitraje es esto, tomar decisiones. Empecé desde muy abajo. Primero con partidos locales, luego de mujeres y luego subiendo divisiones poco a poco. Es un proceso de aprendizaje. Tienes que aprender a tratar con 22 personalidades diferentes, estudiar muchas normas…

 

Bibiana Steinhaus habla con el jugador Vedad Ibisevic durante el partido entre el Hertha Berlin y el Werder Bremen Tobias SchwarzAFP Photo

¿Cuál es su estilo?

Hablo mucho con los jugadores. La comunicación es uno de mis puntos fuertes. Creo que es bueno compartir las expectativas que tenemos del partido. Si ellos saben que hay límites y que los voy a juzgar, es más fácil.

¿Estudia mucho cómo actúan los jugadores?

Sé que hay árbitros que no preparan los partidos porque quieren entrar al duelo de nuevas, sin tener nada preconcebido. Pero yo preparo cada detalle. Los esquemas de juego, con qué pierna chuta cada futbolista… Pero yo preparo los partidos, no prejuzgo a los futbolistas. Me da igual lo que hayan hecho en el pasado.

En España no tenemos árbitras principales ni en Primera división, ni en Segunda, ni en Segunda B… ¿Lo ve normal?

Estoy segura de que pronto habrá árbitras españolas en Primera. Lo digo convencida. La evolución de la selección española está siendo fantástica, ha subido mucho el nivel. Y cuando sube el nivel del fútbol femenino es más fácil y anima más a las federaciones a apostar por jugadoras, entrenadoras y árbitras. Todo el mundo forma parte del deporte y sólo hay que apostar por ello.

Este año se creó un grupo de élite de arbitraje para la liga femenina ¿Qué le parece?

En Alemania se hizo algo parecido. En la Bundesliga femenina sólo pitan mujeres, pero estas mujeres luego arbitran también partidos de hombres de categorías inferiores. Creo que es bueno para formarse.

En España a menudo salen noticias de aficionados que insultan a las árbitras de forma machista ¿En Alemania es igual?

No me gusta. Desde siempre he defendido que los hombres y las mujeres somos iguales. Mismas normas, mismos sueños, mismos objetivos… No me gusta trabajar con estereotipos, así que entienda que estas noticias no me gustan. Tengo dos sobrinas de tres y cinco años y mi consejo para ellas siempre será que peleen por sus sueños. Que si quieren ser maestras, que lo sean. Que si quieren ser árbitras, que adelante. Que si quieren ir a la luna, que vayan.

¿Usted pararía un partido por esto?

¿Alguna árbitra lo ha hecho en España?

Sí.

Wow…

¿Usted lo haría?

Buena pregunta… No lo sé. No es fácil. No sé cómo reaccionaría… No todo en la vida es blanco o negro. ¿Estás haciendo el problema más grande? No lo sé… Hay que estar en el campo en ese momento.

 

Bibiana Steinhaus, durante la entrevista con MARCA Chema ReyMARCA

¿Cuándo veremos a una mujer en el Mundial?

Pronto, espero. Seguro.

¿Usted?

No importa quién sea. Lo importante es que la veamos. Estamos empezando un camino nuevo en el fútbol. Y FIFA, por ejemplo, ha enviado a siete mujeres al Mundial sub 17 de la India. Igualdad total. Creo que pronto veremos a los árbitros y a las árbitras por sus actuaciones, no por su sexo.

¿Cómo es su día a día?

Me levanto muy temprano y me pongo mis mallas de correr. Me tomo un par de cafés y salgo a correr. Es mi primer entrenamiento, en Hannover. Después voy a trabajar una jornada de siete horas y media, soy policía, y luego tengo mi segundo entrenamiento del día. Llego a casa y veo algo de fútbol. Partidos actuales, algunos míos para repasar…

¿Son muy duros los entrenamientos que practica?

La verdad es que sí. Tenemos que pasar las mismas pruebas físicas que los hombres, así que hay que estar muy en forma. Pero me parece bien, igualdad en todos los sentidos. Además, en las primeras divisiones de las grandes ligas se juega a muchísima velocidad.

¿Qué opina del VAR?

Creo que es una gran ayuda para el arbitraje. El VAR acabará con los grandes titulares y con situaciones injustas. Un gol fantasma, un penalti clamoroso, un gol con la mano… Los árbitros no queremos estar en los titulares por los errores. Nosotros siempre tratamos de hacerlo bien, pero hay cosas que en el campo, a la velocidad a la que se juega, se ven de otra manera. Creo que es bueno tener una red y una ayuda. Porque yo, además, creo que el arbitraje es un trabajo de equipo.

¿En Alemania se critica mucho a los árbitros?

Siempre somos un tema de conversación. Y te digo una cosa, siempre lo vamos a ser. Ahora empezamos en Alemania con el VAR y también se critica. Si tenemos el VAR se critica y si no lo tenemos también se critica.

¿Qué le parece el nivel de arbitraje de España?

Son buenísimos e internacionalmente son muy respetados. Deberíais estar muy orgullosos de vuestros árbitros.

¿Conoce a Mateu Lahoz?

Sí, claro, hemos coincidido en varios cursos.

En España se debatió mucho si hizo bien en abrazar a Buffon tras el Italia-Suecia…

Lo primero de todo, quiero decir que hizo un gran trabajo en este partido. Fue un buen arbitraje en un partido que no era nada fácil. La presión que tienes cuando diriges un partido en el que el resultado final decide qué selección se queda en casa y qué selección va al Mundial es tremendo. Y Mateu lo hizo bien. En lo del abrazo… Era el último partido de Buffon, que tiene una carrera impresionante, y ha perdido la opción de ir al Mundial. Es un momento muy emocionante. Y en esa situación, una persona, en este caso el árbitro, pues puede reaccionar de muchas maneras. Está claro que él no iba con ningún equipo. Fue una reacción emocional, de dos personas que se cruzan en ese momento en el campo…

¿Usted le habría abrazado?

No lo sé… No sé cómo habría reaccionado. Son situaciones espontáneas en un momento determinado. Hay que estar ahí abajo y yo lo único que veo en la acción de Mateu es a un ser humano en un momento muy determinado y emotivo. No hay más. Cuando Ribery desabrochó mis botas, la decisión que tomé en ese momento fue la de sonreír, la de tomármelo a broma. Me lo tomé como un “bienvenido a la Bundesliga”. No me lo tomé como una falta de respeto. Todo depende de la atmósfera de ese momento. También digo que a partir de ahora, nadie jamás me volverá a tocar los cordones de la botas. Editor, catrachosports.com

Greg Moraga: Asociado AIPS No. NCA00692

latigomoraga17@hotmail.com

Sígueme en Twitter como:@GregMoraga

Diseño Web: Javier Bustillo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*